viernes, 6 de enero de 2017

Centenario de Fátima


El 2017 es un año de centenarios: De la Revoluciones rusa y mexicana, del fin de la Primera Guerra Mundial; de la promulgación de la Constitución de Querétaro y, en materia lingüística, el centenario de nacimiento de los escritores José Luis Sampedro y José Martínez Ruiz, Azorín; el traductor Valentín García Yebra; el filólogo, arabista, hebraísta y crítico literario Francisco Fernández y González; el catedrático de la Escuela de Ingenieros de Montes Luis Ceballos Fernández de Córdoba, y el arabista Francisco Codera.  Además, se cumplen los centenarios de José Abreu Bertodano, Manuel Abella, Juan Meléndez Valdés, Tomás Rodríguez Rubí, Ramón de Campoamor y José Zorrilla.

Pero, otro aniversario importante, que se conmemorará en mayo de 2017 es el de las apariciones de la virgen en Fátima, Portugal. El Papa Francisco ha advertido que «la Virgen no es la jefa de Correos que envía mensajes todos los días» y nos pone en guardia ante supuestas visiones, pues no todas las apariciones públicas o privadas de la Virgen han sido aprobadas oficialmente por la Iglesia.

Muchas de las más importantes apariciones están relacionadas con su maternidad espiritual, como Zaragoza, España, en el año 40;  Virgen del Rosario ante Santo Domingo de Guzmán en 1208; Virgen del Carmen ante San Simón Stock en 1246; Guadalupe, México en 1531; Velankanni, India, durante los siglos XVI y XVII; Laus, Francia en 1664; Aparecida, en Brasil, 1717; Vietnam de 1798 a 1898; Rue du Bac, en París, 1830; La Salette, Francia, en 1846; Lourdes, Francia en 1858; Pontmain, Francia, en 1871; Pellevoisin, Francia en 1876; Gieterzwald, Polonia, en 1877; Knock en Irlanda, en 1879;  Fátima, en Portugal, 1917; Beauraing, Bélgica, en 1932; Banneux, en Bélgica, 1933; Ámsterdam, en Holanda, de 1945 a 1959; en Roma, abadía de las tres fontanas, 1947; Lí Ile – Bouchard, cerca de Tours, en Francia, 1947; en Banneux, Bélgica, 1949, en Siracusa, Italia en 1953; en Indiana, Estados Unidos, en 1956; Akita, en Japón, 1973; Betania, Venezuela, en 1976; Cuapa, Nicaragua, 1980; Kibeho, Ruanda, en 1981; en Damasco, Siria, 1982; San Nicolás en Argentina, 1983, en Cajas, Cuenca, Ecuador, de 1988 a 1990; Gap, Francia en 2008.



Posdata: Revisé el miércoles en la Biblioteca del Banco de la República de Leticia, Amazonas, dos ejemplares distintos de “La danza de las horas” de Calibán; en ambos, editados cuando aún vivía el periodista, dice que era nacido en Bogotá; no entiendo la razón de la Academia Boyacense de Historia para seguir insistiendo en que él y su hermano nacieron en Tunja, pues así existan partidas eclesiásticas, ellos nunca desmintieron ser bogotanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada