miércoles, 25 de abril de 2018

La Academia Patriótica Nacional Antonio Nariño


El 9 de abril, se conmemora el ducentésimo quincuagésimo tercer aniversario del nacimiento del más ilustre de los bogotanos, el precursor de la independencia de Colombia, Antonio Nariño y Álvarez,  ideólogo, guerrero, estadista, librero, periodista, impresor, político, parlamentario, adalid y protodivulgador de los Derechos Humanos en América.


Luego de un receso de varios años, esta noche, la Academia Patriótica Antonio Nariño vuelve a reunirse, para exaltar como Presidente honorario a don Antonio Cacua Prada y como Miembro Honorario a Margarita Flórez de Barón Ortega. Estamos aun esperando que el Presidente de la República nos reciba para entregarle la distinción estatutaria de Presidente Honorario, a cuatro meses de finalizar su ochenio.

Hace 25 años, en carta dirigida a Eduardo Ruiz Martínez desde Alemania, fechada el 17 de abril de 1993, el ilustre filósofo boyacense Rafael Gutiérrez Girardot, profesor del Romanisches Seminar der Universitat Bonn, expresaba, que su discurso de posesión en la academia trataría sobre “Antonio Nariño, la razón desafiante” y, aunque no llegó a posesionarse nunca, agregaba en su carta estas líneas de hondo significado:


“Para un intelectual apasionadamente colombiano y apasionadamente intelectual, como lo soy, por ser colombiano e hispanoamericano, es una distinción más que honrosa ser elegido Individuo correspondiente de la Sociedad Nariñista de Colombia, que se propone rescatar la figura excepcional en la historia de nuestra patria y de nuestra América y hacerle la justicia histórica que merece. Su libro sobre la biblioteca de “Don Antonio Nariño”, como se lo llama en nuestras historias patrias, ha abierto caminos para que convirtamos a “Don Antonio Nariño” en “nuestro Antonio Nariño”, es decir, el de Nuestra América. Sobra decirle que cuente conmigo incondicionalmente para acompañarlo en esa empresa. Es también la de una indispensable revisión de nuestra historia, que tan urgentemente necesitamos. Nos escamotearon nuestro pasado y ahora “la oligarquía de los muertos”, que siempre sigue gobernándonos, nos pasa la sangrienta y destructora cuenta. Pablo Escobar no es una planta silvestre”.


A instancia mía, hace quince años el Alcalde Local de Antonio Nariño, expidió el Decreto Local # 02 del 23 de abril de 2003, por medio del cual se creó en esta localidad bogotana, donde se ubica la antigua Hacienda de Fucha, la “Cátedra Antonio Nariño”, para así promover el patrimonio cultural, arquitectónico e histórico y los monumentos de la localidad.

El domicilio de la Academia es Bogotá y en sólo dos meses ya se ha promovido la fundación de filiales en Zipaquirá, Armenia, Ibagué, Neiva, Bucaramanga, en el Cantón militar de Tolemaida, así como en Buenos Aires y en Corrientes, Argentina.


Recibirán la distinción honoraria el General Alberto José Mejía Ferrero, Comandante de las Fuerzas Militares, Su Eminencia Reverendísima José de Jesús Pimiento Rodríguez, Cardenal presbítero de San Juan Crisóstomo en el Monte Sacro; el Mayor General Adelmo Orlando Fajardo; así como otras personalidades interesadas en la promoción de la vida y obra de Antonio Nariño.

Finalmente, deseo agradecer el apoyo para reactivar esta corporación, al académico Gerney Ríos, a los coroneles Juan Carlos Galán,  Luis Fernando Mendoza y Carlos Alberto Betancur; al mayor Óscar Porras y al secretario Andrés García.

No hay comentarios:

Publicar un comentario