martes, 15 de septiembre de 2015

Agradecimiento a la Academia Belgraniana de la Historia

Campus Universitario del Puente del Común, septiembre 15 de 2015.

Prof. Dr. Jorge Gulló y Paternó
Presidente.
Prof. Dr. Rubén Alberto de Gavaldá y Castro
Secretario General.
ACADEMIA BELGRANIANA DE LA HISTORIA
Buenos Aires.-

Queridos amigos Presidente y Secretario General,

Muchísimas gracias nuevamente por la acogida de mi nombre para hacer parte inmerecida del grupo de personas, comenzando por San Juan Pablo II -El Magno-, que han integrado la Academia Belgraniana de la Historia, que celebra sus Bodas de Oro fundacionales.

Circunstancias de fuerza mayor me impiden acompañarlos el próximo jueves 24, como era mi querer, razón por la cual, les ruego recibir las excusas que presento y, directamente haré llegar por correo el reconocimiento y medalla que se otorgarán a tan noble Institución con ocasión de su efeméride y yo pueda en un futuro tomar posesión de la dignidad concedida.

El Excmo. Sr. Secretario General de la Academia, Prof. Dr. Rubén Alberto de Gavaldá y Castro, será mi digno representante para recibir el Diploma como Miembro Correspondiente de la Academia Belgraniana de la Historia, fundada en homenaje a don Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano González, “varón de estudio, guerra y oración”, cuya tesonera actuación en busca de la libertad e independencia de su patria, estuvo basada también en la fundación de escuelas y en la educación popular, pues, como maestro por antonomasia, fue orientador de la opinión pública y estimuló a través del foro, con su vibrante palabra, y como uno de los padres del periodismo argentino, la formación del nuevo Estado al que dotó de su bandera blanca y celeste, símbolo del amor de los argentinos por su Patria.

La vida del general Belgrano es de motivación para la grandeza y la libertad, pues su visión lo llevó a formar ejércitos, establecer academias para los oficiales, a reglamentar el servicio militar y a moralizar a las tropas con su ejemplo, su generosidad y su desprendimiento.

Ese desprendimiento, hoy día lo poseen Ustedes al hacerme este inmerecido homenaje. Dios y la Patrona de la Academia Belgraniana de la República Argentina, Nuestra Señora del Rosario de la Reconquista y Defensa de Buenos Aires se los pague.

Con sentimientos de amistad, gratitud y alta consideración,
Cordial saludo,



Hernán Alejandro Olano García.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada