lunes, 26 de octubre de 2015

Los votos de nadie

FUENTE:  http://www.lapatria.com/manizales/los-votos-de-nadie-analisis-de-dos-expertos-227884
Hernán Olano, abogado constitucionalista y director del Programa de Humanidades y analista político de La Sabana, señala que muchas veces la apatía para participar en política está en que no le reporta nada a nadie, por bueno el programa que se presente. Además, que los beneficios electorales no son atractivos para muchos o no los conocen.
“Gozar medio día de trabajo compensatorio por haber votado o ser preferido para auxilios educativos o para auxilios de vivienda o para ser elegido en un cargo de carrera administrativa o una carrera de pregrado en una universidad pública exhibiendo el certificado electoral o un mes menos de servicio militar, no llama la atención. Quisiera seguramente otros beneficios como una rebaja en un impuesto, algo que le represente más que el 10% de rebaja en el pasaporte, que es lo que también está incluido allí”.
Suma que cada vez es más el número de personas que se abstienen de votar por la mala imagen de las corporaciones públicas, y que se convirtió casi en refrán popular la frase “para qué voto si todos van a llegar a robar”.
“A la gente le parece injusto que por unos honorarios en concejo y asamblea o una remuneración salarial a quienes llegan al ejecutivo finalmente no se le arregle la situación, no consiga trabajo, no tenga cómo hacer mercado, le tapen el hueco de la esquina, le regularicen los servicios públicos, cosas que son del día a día. Y ese es el inconveniente que se presenta en las ciudades”.
Falta cultura electoral
El experto Hernán Olano dice que la existencia de los sistemas electorales de lista cerrada y voto preferente (lista abierta) han hecho que la gente no sepa si tiene que marcar solo la casilla del partido o la casilla y el número del candidato. “Hace falta mucha pedagogía en materia electoral, no solo para los jurados, que son los que muchas veces incurren en errores al contabilizar los sufragios, sino también a quienes acuden a las urnas. Fuera de ello, los tarjetones son tan inmanejables porque únicamente aparecen los números y los partidos, que no le permiten identificar al amigo al vecino. Si no tiene muy claro el partido por el que va y el número de ubicación en la lista, hace que la gente desista de dar el voto y lo anule”.
Indica que se cumplen 25 años de la primera elección con tarjetón, antes se utilizaba la papeleta. Llegaron a existir unos 250 partidos políticos y ahora son como 16.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada