jueves, 19 de mayo de 2016

Las leyendas negras de la Iglesia.

LAS LEYENDAS NEGRAS DE LA IGLESIA, extractos de la obra de Vittorio Messori, efectuados por Hernán Olano.
Bartolomé Casaus, de origen judío, fue conocido como fray Bartolomé de las Casas e inicio la difamación de la epopeya española en el Nuevo Mundo.
Cortar las raíces siempre es la mejor manera de hacer morir un árbol.
Debéis reaccionar en nombre de la verdad.
Difamar el pasado es faltarle al respeto a aquella Iglesia militante que nos ha traído la fe.
Durante la Guerra Civil Española de 1936 a 1939, casi 7000 personas entre curas, religiosos y monjas murieron por el simple hecho de ser creyentes.
El apartheid sudafricano e una creación típica y teológicamente coherente al calvinismo holandés y su teoría de la predestinación.
El codicilo de 1504 que hace parte del testamento de Isabel la católica, consagra el trato que con "justicia y humanidad" debía dárseles a los naturales de América.
El lema de la Revolución Francesa culminaba en forma aterradora: <Libertad, igualdad, fraternidad o muerte>, fruto de los jacobinos gubernamentales.
El presupuesto de toda la Iglesia católica es mucho menor que el del solo Parlamento Italiano.
En tierra luterana o calvinista, Galileo no habría acabado su vida en una villa, y huésped de jerarcas eclesiásticos, sino en el patíbulo.
En toda periferia urbana, un Dante contemporáneo podría ambientar uno de los círculos de su infierno.
Entre 1509 y 1559, el periodo de conquista entre la Florida y el estrecho de Magallanes, los españoles no fueron más de quinientos.
Galileo Galilei no murió en la hoguera sino en su cama nueve años después de su proceso, por el que únicamente fue condenado a rezar una vez por semana los siete salmos penitenciales. Recibió indulgencia plenaria y bendición del Papa.
Galileo nunca fue defensor de la razón contra el oscurantismo radical; al final de sus días escribió: “En todas mis obras no habrá quien pueda encontrar la más mínima sombra de algo que recusar de la piedad y reverencia de la santa Iglesia”.
Hasta los 35 años, fray Bartolome de las Casas empleó los mismos métodos brutales que luego con tanto ahínco denunciaría en sus obras.
Isabel I de Inglaterra en muy pocos años de reinado causó más víctimas que la Inquisición española y romana.
Jamás el mundo, en nombre de la humanidad, se volvió más inhumano.
Justicia para el futuro es respetar los derechos de los que vendrán después de nosotros.
La <cultura de Estado>, durante la Revolución Francesa, quiso despojar a la gente de sus raíces para obligaría a seguir sus principios, en una especie de <genocidio cultural>.
La <leyenda negra> de la Iglesia, fue creada como propaganda anticatólica y antiespañola por los reformistas ingleses y holandeses que querían quedarse con el poderío marítimo y con América.
La caridad no es posible sin la verdad; para nosotros y para los demás.
La declaración de deberes humanos es el Decálogo de la Iglesia.
La frase <y sin embargo se mueve>, atribuida a Galileo, fue creada un siglo después de su proceso, en 1757 por el periodista Giuseppe Baretti en Londres. En realidad la última frase de Galileo fue ¡Jesús! Que pronunció nueve años después de su condena según relató su hija monja.
La independencia no fue más que un <movimiento de liberación>, pero sólo para blancos privilegiados.
La Revolución Francesa estructuro un plan sistemático para extirpar dialectos y lecturas locales, consideradas incompatibles con la unidad estatal y la uniformidad administrativa.
La Universidad de Lima, en 1596, inauguró la cátedra de quechua, la <lengua franca> de los Andes.
Los emperadores romanos buscaban en España a los soldados de absoluta confianza que formaban su guardia personal y que eran los únicos por los que no temían ser traicionados.
Los jacobinos, durante la Revolución Francesa anticiparon contra los que estaban firmes en su fe, los intentos de <solución final> de los nazis contra los judíos.
Lutero fue quien más veces repitió "se colocaría fuera del cristianismo quien afirmara que la Tierra tiene más de seis mil años".
Más que como usurpadores, los ibéricos fueron saludados en muchos lugares como libertadores de los pueblos oprimidos por los aztecas y los incas.
Mujeres y esclavos para el Corán no pueden y no son iguales a quien es hombre y libre.
Para los comunistas, España significó la derrota de los años treinta del siglo XX.
Quienes hablan con indignación de los tesoros de la Iglesia, desconocen las exorbitantes cifras que aportan a sus comunidades los miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, los Testigos de Jehová o la Iglesia de Unificación de Sun Moon.
Quizás ningún déspota perjudicó tanto a la comunidad eclesial como Bonaparte.
Toda civilización es fruto de una mezcla que nunca fue pacífica.

Tomas de Torquemada de origen judío y confesor real de Isabel la católica, fue el primer organizador de la Inquisición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada