lunes, 13 de febrero de 2012

Prosperidad social al I.C.B.F.

El Sistema Nacional de Bienestar Familiar lleva 20 años en proceso de estructuración e implementación, sin que haya podido comenzar a funcionar de manera eficiente; esperemos que ahora que ha quedado elevado de rango dentro del Departamento Administrativo para la Prosperidad Social, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar "Cecilia de La Fuente de Lleras Restrepo", I.C.B.F., como es su nombre oficial según la Ley de Honores a Carlos Lleras Restrepo.


El I.C.B.F. ha enfrentado limitaciones relacionadas con la falta de voluntad política de los gobiernos para estructurar políticas de largo plazo y los recursos asignados”, según se expresó en un informe de la Contraloría General de la República en 2004; tal vez pueda superarlas ahora luego de casi nueve años de una administración que culminó con escándalos reseñados en distintos medios de comunicación.

Otro aspecto a tener en cuenta, es que la atención a los requerimientos de la familia se halla actualmente fragmentada en acciones orientadas a grupos poblacionales considerados como categorías de individuos: mujer, infancia, juventud, ancianos, discapacitados, o bien a sectores igualmente segmentados (vivienda, empleo, salud), carentes de la concepción integradora de la familia como sujeto colectivo. Esta parcelación, necesaria para su implementación al carecer de una concepción fundada en las realidades y necesidades de los grupos familiares, plantea acciones contradictorias, opuestas y atomizadas; por ejemplo, la creación de una Alta Consejería para la Equidad de la Mujer, aparte de lo importante que son nuestras mujeres en una sociedad como la nuestra, requiere también de la armonización con las políticas de protección a ésta como cabeza de hogar. Conozco a muchas mujeres, que aún con enfermedades de gravedad, enfrentan con tenacidad y estoicismo sus dolencias, para sacar adelante a sus padres enfermos, a sus hermanos y sobrinos y, lógicamente, muchas de ellas a sus hijos. Para ellas mi homenaje; no digo sus nombres, pero ellas saben quiénes son.

La incorporación del I.C.B.F. al Departamento Administrativo para la Prosperidad Social, ofrece una posible doble lectura: por un lado se entendería como positivo el reconocimiento de la trayectoria del Instituto y la estabilidad laboral de sus funcionarios; pero, por otro lado, podría entenderse que es ya un paso para la transformación del I.C.B.F. por fin en Ministerio de la Familia; en consecuencia es necesario resaltar la importancia del Sistema Nacional de Protección, Emprendimiento y Formación Integral de la Familia y las funciones que en lo referente a la formulación de políticas públicas que respalden la institución familiar y a la integración de una perspectiva de familia como unidad integrada por varón y mujer, por vínculos naturales o jurídicos y por la intención libre de conformarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada