viernes, 12 de febrero de 2016

Encuentro de católicos y ortodoxos

Publicado en www.eltiempo.com
Fuente: http://www.entornointeligente.com/articulo/7871874/Encuentro-de-catolicos-y-ortodoxos-10022016
La Prensa de Panamá:


El Papa ha buscado la cercanía y proximidad con la gente con este “Jubileo del perdón”, por eso, este viernes se dará un paso extraordinario para la reconciliación y la <<Armonía Interconfesional>>, que busca el acercamiento con los ortodoxos, lo cual ocurrirá en La Habana, Cuba, con Su Santidad Cirilo (Kirill), Patriarca de Moscú y de toda Rusia, máximo jerarca de esa Iglesia desde 2009.

La Iglesia Ortodoxa Rusa, fundada por el apóstol San Andrés, está en comunión con los otros catorce patriarcas y primados de las otras Iglesias ortodoxas orientales, no obstante la división con bielorrusos y ucranianos. El nivel más alto de autoridad en esta Iglesia, es ejercido por el Consejo Local (antes Santo Sínodo), que incluye a todos los obispos, así como representantes de los clérigos y laicos, quienes seguramente habrán avalado este encuentro ecuménico en medio del Atlántico caribeño.

Oficialmente, los zares rusos la reconocieron desde el año 988, pues inicialmente estaba sometida al Patriarcado Ortodoxo de Constantinopla. Inicialmente desarrolló su labor en Kiev, luego en Vladimir y por último en Moscú, que se hizo llamar “La Tercera Roma” y, donde se materializó la escisión que había comenzado en el siglo X y la subordinación eclesiástica al Estado a partir de 1622, ratificado por el Patriarca Tijón, quien en 1927 proclamó la lealtad de los ortodoxos al gobierno soviético. La Iglesia rusa concentra las dos terceras partes de los ortodoxos del mundo y la cita, que será privada, tendrá como fruto una declaración conjunta en ruso y español, que se dará luego de un diálogo de más de dos horas, esperado desde el año 1054, cuando se produjo el Cisma.

El 30 de noviembre de 2014, al regresar de Turquía, Francisco le contestó en la rueda de prensa del avión a un periodista: “Con el Patriarca Cirilo… le he hecho saber, y él también está de acuerdo, el deseo de encontrarnos: Le dije: >Yo voy donde quiera. Usted me llama y yo voy>”. Y, aunque el encuentro se proyectaba realizar en un punto neutral como Viena o Budapest, fue Raúl Castro el mediador. Francisco será recibido con el protocolo habitual en Cuba y cumplirá una cita con la historia, pues Juan Pablo II estuvo a punto de verse con este Patriarca en Austria, pero al final fue cancelado el encuentro. Intercambiarán regalos y, con el aval mediador de Raúl Castro, los instará a darse la mano y expresaran luego unas cortas palabras como manifestación de lo vivido.

Es evidente que Francisco ha deseado ese encuentro, pues Juan Pablo II, en <Cruzando el umbral de la esperanza>, había hablado de que lejos de proclamar un eclesiocentrismo, lo que une a las Iglesias es el magisterio conciliar cristocéntrico en todos sus aspectos, profundamente enraizado en el Misterio trinitario y el cariño a la Virgen. Precisamente, en vísperas del estallido de la Revolución de Octubre, los tres pastores portugueses de Fátima oyeron de la Virgen: >Rusia se convertirá> y, >Al final, mi Corazón triunfará>; ellos, que no sabían de geografías ni de ideologías, transmitieron un mensaje que ahora, cien años después, se traduce en el milagro del encuentro, que se trabajó por más de dos años, según el portavoz del Vaticano Federico Lombardi. La fórmula que dan los ecumenistas, según lo manifestó Benedicto XVI a Peter Seewald en 2005 en la entrevista “Dios y el Mundo”, es caminar hacia adelante: “No se trata de aspirar a determinadas anexiones, sino de esperar que el Señor despierte la fe por doquier para que ésta confluya y desemboque en una sola Iglesia”, dijo entonces el actual Papa emérito, como signo de esperanza para todos los hombres de buena voluntad.

Por: Hernán Alejandro Olano García Director de Humanidades de la Universidad de La Sabana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada