viernes, 6 de junio de 2014

Familia y elecciones

El mundo actual da paso al surgimiento de diferentes fenómenos de tipo social, económico, político, cultural y religioso, que no pueden considerarse aisladamente de la sociedad. Por el contrario, deben ser integrados dentro de ella, de una manera apropiada sin que se constituyan en formas de atropellar la dignidad humana, ni la dignidad y moral social, que deben considerarse prevalentes.

Por ello, expresiones como el aborto, la reproducción asistida, el genoma humano y el homosexualismo deben ser tratados de una forma adecuada, donde se incluyan los valores de la comunidad y se promueva la incorporación de una legislación para los mismos, que sea ajustada y coherente, de tal manera que no se abuse de la misma, y que no pueda ser usada para proteger instituciones que no pertenecen a la naturaleza humana, o que pueden llegar a atentar contra los derechos naturales básicos.

La familia es la institución histórica y jurídica de más profundo arraigo; la regulación de la ley 1361 de 2009, Por la cual se crea la Ley de Protección Integral del a Familia, se dispone cada 15 de mayo como día de la familia colombiana y se definen como familias numerosas aquellas que tengan más de tres hijos, aunque aún el DNP y el ICBF no han elaborado el decreto reglamentario para fortalecer esta figura en nuestra legislación

La mayoría de países, tienen dentro de sus pilares la tolerancia por el pluralismo, siempre que cada individuo dentro de éste margen respete a su vez el bien común y los derechos de terceros. En este sentido, los poderes públicos tienen la tarea de hacer acatar este principio, promoviendo los mecanismos para que las personas que puedan llegar a sufrir discriminaciones en algún sentido, por ser familias numerosas, hagan valer sus derechos como garantía a los principios fundantes del Estado Social de Derecho.

Otro hecho real, como es la existencia de un número de uniones entre personas del mismo sexo y de su desprotección ante la Ley. Por eso se requiere también un régimen patrimonial especial para el “Pacto de Unión Solemne”, que rija sus relaciones económicas, creando derechos y obligaciones de contenido económico entre las personas inmersos en estas relaciones.


En el marco del debate electoral, el Estado tiene la necesidad de reconocer estos fenómenos actuales, pensando en el bienestar de las generaciones presentes y futuras y en la estabilidad de la familia. Los candidatos presidenciales, si bien se muestran con su mujer e hijos en todos los eventos públicos, no han tomado una posición suficientemente clara al respecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada