jueves, 29 de septiembre de 2011

El jurista Roberto Suárez Franco

Junto con el profesor Jorge Oviedo Albán, decidimos no dejar pasar por alto las Bodas de Oro como profesor, del eminente iuspublicista Roberto Suárez Franco, por eso, nos propusimos invitar a un considerable grupo de docentes, que en algún momento hubiesen compartido con él la cátedra como alumnos o colegas, para que escribieran algunos textos que integraran esta obra-homenaje, de la cual los posibles créditos a favor de los autores, serán donados a la Escuela Familiar Agropecuaria “Guatanfur”. Por eso, me permito realizar una corta reseña del currículum del doctor Roberto Suárez Franco, ante la imposibilidad de realizar sobre él una semblanza, ya que nunca fui su alumno o colega del área, sino tan sólo un profesor que respeta y admira la ilustre actividad que como docente  ha desarrollado este importante jurista colombiano. Suárez Franco realizó estudios elementales en el Colegio del Niño Jesús y de bachillerato en el Colegio de San Bartolomé de la Merced, siguiendo luego los profesionales en la Pontificia Universidad Javeriana, la cual le concedió también los títulos de especialista en Derecho Laboral y bachiller en Derecho Canónico. También tiene dos diplomados, uno en Administración Universitaria por la Universidad del Valle y otro en Población y Desarrollo de la Universidad de Chapell Hill de Carolina del Norte, Estados Unidos.

Fue Secretario Auxiliar, miembro del Consejo de Facultad, director de cursos, seminarios y postgrados y Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Javeriana, donde también ocupó una curul como miembro del Consejo Directivo General, miembro del Consejo de Regentes y Secretario General de la Universidad. Como Decano Encargado de la Facultad de Derecho Canónico, escribió un corto artículo titulado “Los diez años de la restauración de la Facultad de Derecho Canónico”, en el cual destaca que la actitud del canonista es la de lograr la máxima idoneidad jurídica para aplicar su profesión en defensa del Derecho de la Iglesia, siendo consciente de que su fuente primigenia es el Evangelio, pero el medio para lograrlo es la excelsitud en la academia.

Ha sido también Asesor Jurídico y Síndico de la Universidad Javeriana, Jefe de Personal y Síndico del Hospital de San Ignacio, Juez Noveno Civil Municipal de Bogotá, Abogado de Corferias, del Banco del Comercio y de la Superintendencia de Sociedades; Magistrado de la Sala Civil del Tribunal Superior de Bogotá, Abogado de la Sala de Casación Civil de la Corte Suprema de Justicia, Miembro del Consejo Nacional Electoral y Consejero de Estado en la Sección Primera y en la Sala de Consulta y Servicio Civil, habiendo ejercido la presidencia de la Corporación.
                                     
Ha obtenido los honores de profesor titular y distinguido de la Universidad Javeriana, Orden de Caballero, Orden de la Fraternidad y Orden de la Cruz de Plata de la Universidad Javeriana; Tarjeta de Plata de la Universidad de Los Andes y Medallas “Santiago Pérez” y “Defensores de la Justicia” del Gobierno Nacional.

Sus publicaciones son puente permanente de consulta para todos los profesionales del derecho, pasando por docentes y alumnos, entre ellas encontramos: Derecho de Familia - Régimen Matrimonial, con siete ediciones;  Derecho de Familia - La Filiación (Tomo I en sus tres partes y veintiocho capítulos, desarrolla este importante tema del régimen de las personas), y Derecho de Familia - Régimen de los incapaces (Tomo II con tres ediciones en el cual el autor hace énfasis en la filiación y en el régimen de los incapaces, para lo cual, divide la obra en tres partes y un total de 19 capítulos); del Derecho de Sucesiones, con dos ediciones; Patrimonio de Familia; Ensayo sobre la Ley de Vivienda  Familiar, al igual que decenas de artículos en revistas nacionales y extranjeras.

Su desempeño como docente se ha llevado a cabo en la Universidad Javeriana, Universidad de Los Andes, Universidad Sergio Arboleda, Universidad del Rosario y actualmente en la Universidad de La Sabana, a la que le corresponde el honor de contarlo como uno de sus profesores, particularmente al cumplir sus bodas de Oro Profesorales.

Así, se resume la amplia y completa obra del profesor Roberto Suárez Franco, quien junto a sus obras es fuente principalísima para la consulta del derecho y cuyas afirmaciones comparten principios filosóficos importantísimos en torno a lo que debe ser la institución familiar como vínculo sagrado e indisoluble, sea en la forma civil o canónica que adquiere.

2 comentarios:

  1. CATEDRATICO EMINENENTE, FUI SU ALUMNO ¡

    ResponderEliminar
  2. Lo recuerdo con mucho aprecio, fue mi profesor de sucesiones.

    ResponderEliminar