miércoles, 6 de abril de 2011

La Gran Colombia

La Gran Colombia no es sólo el nombre de uno de nuestros más importantes períodos históricos, que va desde 1819 hasta 1830; es el nombre que quiso darle el doctor Julio César García Valencia a su Universidad, fundada el 24 de mayo de 1951 con gran vocación y sentido: Ser una institución bolivariana, hispánica, católica y popular.

Los ideales de Julio César García se pueden apreciar en los apartes del discurso que pronunció al cumplir 35 años de docencia universitaria: “Contra el prejuicio tan arraigado y de que es ingrata la misión del educador, he sostenido siempre que es ardua sí, pero la más grata de todas. Y si me fuera preciso ilustrar con ejemplos la verdad de esta aseveración, me bastaría el espectáculo maravilloso de esta concurrencia de varones prestantes y damas esclarecidas, decoro de un pueblo, guiones de la sociedad en que viven, dechados de eficiencia y corrección en el ejercicio de sus respectivas profesiones benéficas para la patria, mentes clarísimas, corazones generosos, brazos tan fuertes para crear el bienestar colectivo como acogedores y gratos en el ademán  de la amistad, apretados en su alarde espléndido de gratitud a los maestros para rendirles testimonio de reconocimiento y poner un lampo de gloria en sus cabezas encanecidas.”

Sus máximas sobre educación, son muchas, pero vale la pena recordar algunas como las siguientes:

·         Es ley de la vida que para crecer hay que nacer pequeños.
·         Es más importante entender que saber.
·         La disciplina es materia imprescindible de todo plan de estudios.
·         La madurez del juicio es más necesaria que la extensión de los
conocimientos para pensar bien y obrar rectamente.
·         La virtud es barata y sólo el vicio es caro, para las empresas del
espíritu se necesita en primer lugar un presupuesto de entusiasmo, pues la
inteligencia y la voluntad son dones de Dios que no cuestan dinero.
·         Pensar en lo que nos une y no en lo que nos divide.

Por medio del Proyecto de Ley número 205 de 2008 Senado, el Senador Luis Fernando Duque García como autor y los Senadores Manuel Ramiro Velásquez Arroyave y Juan Manuel Galán Pachón, como ponentes, han propuesto modificar la Ley 110 de 1962 en honor a la memoria del insigne educador e historiador Julio César García, para  retribuirle los esfuerzos que realizó otorgando becas, plazos y créditos a muchos que se graduaron como profesionales de La Gran Colombia al otorgarle como justo título la proclamación como “Padre de la Educación Superior Universitaria Nocturna en Colombia”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada