miércoles, 6 de abril de 2011

La Ley 1361

En primer lugar debo expresar que lo más cerca que he estado del Representante a la Cámara Elías Raad y de la Senadora Claudia Rodríguez de Castellanos, ha sido cuando veo el noticiero del Congreso; sin embargo, ellos dos merecen un especial reconocimiento de la sociedad como ponentes de la nueva Ley 1361, la cual tiene por objeto fortalecer y garantizar el desarrollo integral de la familia, como núcleo fundamental de la sociedad, creando las disposiciones necesarias para la elaboración de una Política Pública para la familia.

Dicha Ley, sancionada el 3 de diciembre del año anterior, define familia de acuerdo con la normatividad constitucional vigente, como el núcleo fundamental de la sociedad, constituida por vínculos naturales o jurídicos, por la decisión libre de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por la voluntad responsable de conformarla; igualmente encontramos allí las definiciones de asistencia social, integración social, atención integral y política familiar.

Basada en diez principios troncales, la Ley obliga al Estado y a la sociedad a garantizar a la familia el ejercicio pleno de unos derechos y deberes e igualmente crea el Día Nacional de la Familia, que debe celebrarse a partir del 15 de mayo de este año, celebración en la cual se han de generar acciones que resalten la importancia de la familia y la promoción de valores como el respeto, el amor, la ayuda mutua, la tolerancia, la honestidad como pilares básicos en las relaciones familiares y sociales.

Otro gran avance de la ley y que nos pone al mismo nivel de Europa, es la consagración de las estrategias y acciones necesarias que debe adoptar el estado a fin de proteger y apoyar a las familias numerosas, consideradas como tales aquellas familias que reúnen más de 3 hijos, obligación que requiere premura en su reglamentación para evitar que sea letra muerta.

Otro avance en la Ley es la creación del Observatorio de la Familia, a cargo del Departamento Nacional de Planeación, y de observatorios regionales en los Departamentos, que contarán con la participación de la academia y la sociedad civil para conocer la estructura, necesidades, factores de riesgos, dinámicas familiares y calidad de vida, a fin de hacer el seguimiento a las políticas sociales encaminadas a su fortalecimiento y protección, así como al redireccionamiento de los recursos y acciones que mejoren su condición.

Es de resaltar, que en momentos de crisis sociales como las que vivimos, se ordenó crear Política Nacional de apoyo y fortalecimiento a la Familia, que debe estar vigente el presente año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada