miércoles, 6 de abril de 2011

Miguel Antonio Caro y Ezequiel Rojas

Celebramos cien años del fallecimiento de don Miguel Antonio Caro Tovar, quien junto con su contradictor Ezequiel Rojas Ramírez,  ideólogo del Partido Liberal Colombiano, fueran considerados los más eminentes pensadores de la segunda mitad del siglo XIX.

Para conmemorar esta efeméride, la Academia Colombiana de Jurisprudencia ha tenido a bien publicar el maravilloso texto de la controversia surgida entre Rojas y Caro, bajo el título “Filosofía Moral de Ezequiel Rojas y Réplica Moral de Miguel Antonio Caro”, un verdadero homenaje que vincula en un solo texto el pensamiento conservador y liberal, que lideraron estas dos figuras, separadas ideológicamente, pero unidas por sólo una tumba de por medio en el Cementerio Central de Bogotá, elipse principal, manzana A-14 del sector norte.

En su “Discusión Moral sobre el Estado”, Rojas quiso, con base en artículos que publicó en Bogotá, contestar a su propia pregunta: ¿Cuál es el fundamento de la moral universal? Y en desarrollo de la propuesta de Ricardo de la Parra, quien lo retó a escribir un libro sobre la materia para someterlo al juicio de las instituciones mencionadas, ante las cuales, con una nota quiso justificar la súplica que realizaba ante la Academia de Ciencias Políticas y Morales de Francia, la Real Sociedad de Londres, y las Universidades de Alemania para que emitieran su juicio y, para que con su conocimiento declararan si eran o no ciertos los enunciados consignados en las proposiciones que constituyen su doctrina, enfrentada con la del joven Caro, quien a sus veinticuatro años buscó hacer valer las verdades de su propia conciencia en su “Estudio sobre el utilitarismo”.

Caro remitió a Rojas las cartas que reproduce la Academia Colombiana de Jurisprudencia, para poder ilustrar así el debate, similar al que se dio el siglo pasado entre Alfonso López Michelsen, con su estudio “La Estirpe Calvinista de nuestras Instituciones”, que tuvo como réplica un conjunto de artículos de Leopoldo Uprimny titulados “Capitalismo Calvinista o Romanticismo Semiescolástico de los Próceres de la Independencia Colombiana: Réplica al profesor Alfonso López Michelsen”.

El conflicto entre Rojas y Caro es el del utilitarismo contra la moral cristiana y los principios despóticos de los caudillos radicales liberales, contra los cuales Miguel Antonio Caro expresó: El que manda tiene derecho a mandar, con el deber de no mandar más de lo justo; el que obedece tiene, paralelamente, el deber de obedecer, con derecho a no obedecer más de lo justo; en el ejercicio armónico de estos deberes y derechos consiste el orden y de él resulta el progreso social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada